Inicio > gestión > Como ocultar un archivo dentro de una foto en Linux

Como ocultar un archivo dentro de una foto en Linux

En Linux existe la posibilidad de empotrar “fácilmente” un archivo dentro de una fotografía (quizá también funcione con otro tipo de archivos como un mp3) y así ocultarlo pues únicamente el portador, en este caso la fotografía, sería visible. Veamos como hacerlo:

  1. Abrimos un terminal (ya sabéis, Aplicaciones->Accesorios->Terminal)
  2. Escribimos el comando cat ruta_fotografia ruta_arhivo_oculto > nombre_archivo_final. Veamos un ejemplo:
  3. cat /home/jose/Escritorio/header.png /home/jose/Escritorio/file.rar > /home/jose/Escritorio/header2.png

  4. Para poder acceder al archivo oculto únicamente tenemos que renombrar al arhivo final cambiando la extensión de la fotografía (en nuestro ejemplo .png) por el del archivo oculto (en nuestro ejemplo .rar)

Fuente: Gnometips

Anuncios
Categorías:gestión Etiquetas:
  1. Juanma
    24 enero, 2010 en 1:24 pm

    Yo no recomendaría utilizar eso nunca o casi nunca.

    Aquí ha funcionado, pero le puede dar la vena y que los archivos no funcionen (obviamente el nuevo, los originales no se tocan). O que funcionen con un software (por ejemplo un descompresor) y no con otros.

    Esto básicamente lo que hace es concatenar dos archivos:
    [imagen][otro]

    Obviamente también valdría para dos archivos cualquiera
    [imagen][imagen]; [mp3][rar]; etc.

    O incluso cientos de ellos, puesto que lo único que hace es leer y escribir todo lo que lee, sin embargo vayamos al ejemplo que se muestra:

    Al tener: [imagen][rar]

    Lo que ocurrirá es que al abrir el archivo, y por mera casualidad del tipo de archivo imagen, este se mostrará correctamente. Es posible que disponga de unas cabeceras y se indique donde acaba el archivo y por ello el visor no le importe que hay “de más” concatenado al archivo puesto que el ha leído en la cabecera que hay un JPG de 100 KB (por ejemplo) y ha leído esos 100 KB omitiendo los otros 4 megas del RAR.

    Por otro lado es posible que al abrir el archivo con el descompresor (puesto que cambiar la extensión realmente no tiene porque hacer nada) este vaya intentando buscar una cabecera conocida, empezará leyendo y se dará cuenta de que “no lo entiende” hasta que finalmente llegue realmente a la cabecera del .RAR que podrá interpretar correctamente, sin embargo esto no tendría porque pasar.

    Así pues, esto es una guarrada.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: